EL CAMINO DE LA VIDA

La vida es un camino que emprendemos sin querer, sin planearlo y menos imaginarlo; pero que, por una u otra razón a Dios le plació. Desde pequeñas, no sé por qué, pero aprendemos a ser dependientes. En primer lugar, dependientes del seno de nuestra madre, después de nuestros padres durante la infancia, y mientras vamos creciendo pasamos de un depender a otro. Todo esto con el fin de buscar nuestro bien, nuestra supuesta supervivencia en este largo camino que según pasan los años se vuelve más difícil. Difícil porque muchas veces las cosas en las que nos apoyamos para permanecer en pie, no eran tan fuertes como se veían y acabábamos cayendo con ellas; difícil porque la gente en quien confiamos no eran las más adecuadas; difícil porque tal vez nunca pudimos desprendernos de ciertas dependencias que eran necesarias para nuestro crecimiento; más difícil porque dependimos y pusimos nuestra vida en juego por anclar nuestra felicidad a fuentes erradas, eligiendo así caminos equivocados.

Hoy miramos y vemos muchos sueños, pero pocos realizados; muchos ánimos, pero hoy están en el suelo. ¿Qué pasó? ¿Qué es esta vida? ¿Para esto nací? ¿Me equivoqué de ruta? Nos damos cuenta entonces que muchas decisiones que empezamos a tomar desde nuestra corta edad fueron definiéndonos, fueron moldeando nuestras vidas y llevándola por la ruta que elegimos según nuestros propios sentimientos. Hoy nos encontramos con que mucho de lo que planificamos, no se hizo realidad y que lo que pensamos que nos daría una completa satisfacción solamente nos dio una pequeña felicidad momentánea. Errores tras errores, dependencias tras dependencias, destrucción tras destrucción.

Muchos de los errores se pueden enmendar, pues el camino es tan largo que tenemos esa oportunidad; otros que aunque lo enmendemos dejan cicatrices que por toda la vida perdurarán. Sí, esos errores nos enseñaron a crecer, pero también nos robaron grandes momentos de felicidad e impidieron que pudiéramos disfrutar el camino y dar cada paso con confianza; pues en este camino resbalamos y nos volvemos inseguros, tropezamos queriendo caminar el camino de otros y nos golpeamos al creer que todos tienen el corazón como nosotros.

Nos vemos y este largo viaje nos ha sacado todo la fuerza que trajimos al mundo, pero a la vez nos ha llenado de ella, pues lo que ayer dolió, hoy duele; lo que ayer rompió tu corazón, hoy no puede destruirlo; lo que un día trató de matarte, hoy te llena de vida, de valor y control. Pasamos por fuegos tan fuertes que hoy podemos resistir la ducha más caliente, por aguas tan profundas que hoy puedes durar más sin respirar, atravesamos tantos mares que ya no nos importa caminar en un Jordán. Ha sido duro este camino, pero ha dejado marcas que nos han fortalecido y han forjado la persona que somos, nos ha envejecido, pero también madurado.  Gracias a este agotador camino hoy sabemos cómo y por qué pelear… Por llegar a ser nosotras mismas, por alcanzar lo que en realidad queremos, por cumplir lo que tanto anhelamos, por volar tan alto que ni los pájaros puedan llegar a donde estamos y por la últimas y más importante, por cumplir la voluntad de aquel que pensó en ti y en mi antes de que emprendiéramos este largo camino y quien pensó algo mucho mejor para nosotras.

Camina por este mundo no muy lento como la babosa, pues puede ser que no alcances a realizar lo que quieres; no muy rápido, pues puedes chocar o dejar de percibir lo bueno de ella; tampoco con los ojos cerrados, te puedes confundir de ruta y ser engañado; pero sobre todo sin pausa, pues el que se paraliza pierde lo más preciado: el tiempo para seguir creciendo.

Por: Tey Abreu

Categorías: Crecimiento A Color | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: