¡CONFÍA!

Confiada

Porque Jehová será tu confianza, Y él preservará tu pie de quedar preso.

– Proverbios 3:26-

Hoy recuerdo aquellos momentos donde me he sentido en derrota, donde he intentado algo con todas mis fuerzas físicas; pero hasta no mover mi confianza de mí misma y ponerla en Dios, no vi realizado aquello que quería, ni sentí salir de esos problemas que tanto me atormentaban.

En la vida tendemos a intentar, intentar e intentar, y hasta ver que no tenemos otra alternativa, no decidimos poner nuestra confianza en Dios, quien es Aquel que hace de lo imposible, algo posible.

Así como yo estuve, muchas de ustedes están hoy. Tal vez llevas mucho tiempo tratando alcanzar algún sueño, tratando de salir de una enfermedad, tratando de dejar alguna adicción, haciendo cosas para que un familiar cambie; para que tu esposo te trate bien, ó tratando de hacer la voluntad de Dios. Con seguridad, puedo decir que has perdido todo  o parte del color que te identifica, pues el afán de lograr eso que quieres no te deja vivir una vida plena.

Amiga, te tengo una buena noticia, la solución a tu problema es que deposites tu confianza en Dios; sólo Él sabe lo que es bueno para ti, sólo Él hace posible aquello que hasta ahora no logras. Dios no te dejará en el mismo lugar que estás, no te dejará caer derrotada; te llevará a disfrutar del fruto de la confianza en Él: Su descanso y a vivir sin afán, confiada en Él.

Al poner nuestra confianza en Dios, no solamente nos ayuda a alcanzar aquellas cosas que anhelamos, sino que también dirige nuestros pasos día tras día; nos guarda, nos cuida  y nos da gozo en medio de las circunstancias  difíciles, nos da paz en medio de la tormenta.

Quiero invitarte hoy a poner sinceramente tu confianza en Dios, a depositar eso que te agobia en Él, a rendir eso que te quita la paz a sus pies, a creer que Él te ayuda a salir airosa de todo problema y a creer que ahora los vientos se mueven a tu favor; pues Dios está a tu  lado. Él guardará tu pie de quedar preso y al final podrás cantar el himno de victoria.

Hoy no lo puedes ver con claridad, pero el Dios en quien confías está trabajando, ese que empezó la buena obra en ti y en los tuyos, ese también la terminará.

¡Descansa en Dios! ¡Vive Segura! ¡Confía!

Por: Tey Abreu

Categorías: Crecimiento A Color | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: