ÁBRETE A LOS PLANES DE DIOS.

Hace mucho tiempo, una señora con una bella familia, vivía en una casita muy lejos de la cuidad. Tenía dos hijos hermosos y un esposo que la amaba con todo su corazón. No pedía más que seguir con su familia para toda la vida. Esta mujer era un ejemplo de madre, ya que cuidaba a su esposo e hijos y fiel ayudadora de su comunidad.

Un día mientras estaba realizando los quehaceres de la casa, le llega una desagradable noticia de que su hijo menor había tenido un accidente y había muerto. Para esta mujer parte de su mundo se derrumbó, y no encontraba palabras que pudieran describir lo que sentía y mucho menos dar una explicación a todo lo que había ocurrido. Desconsolada, se preguntaba cual era razón que Dios tenía de hacerla pasar por ese situación tan dura, por ese momento que parecía ser insoportable.

Pasaron los meses. La depresión inundaba su vida, hasta que, toma  una decisión que cambiará su vida. Sanará sus heridas y daría rumbo a su existir. Esta mujer acepta a Cristo como su salvador, y en el proceso comienza a entender que sólo Dios podía ayudarla a superar esa gran perdida.

Con los años esta misma señora ha sido transformada, sus dolores, miedos y aflicciones Dios los ha usado para llevar bendiciones. Se convierte en una predicadora mundial, a través de la cual Dios logra a muchos  impactar y a los pies de Cristo venir.

Lo que sucedió fue que la señora de la historia pudo comprender que aun en cada situación Dios no nos desampara, y que aun la muerte de su hijo Él la utilizaría para su bien. Dios uso esa situación difícil, para que ella pudiera ser salva y ser un instrumento en las manos de Él.

Querida amiga, en la vida siempre tendremos momentos en el que nos empezamos a preguntar la razón por la que nos suceden las cosas. Aquellos tiempos en los que nada salió como esperábamos, donde las cosas marcharon al contrario de lo que teníamos ideado, o simplemente a lo que creíamos justo. Sin embargo, suceden. Es en ese momento donde nos viene la pregunta: ¿POR QUÉ, SEÑOR?

He aprendido que en la vida no hay que preguntar por qué, sino para qué, pues Dios detrás de todo lo que hace tiene un plan y un propósito, aunque en ese momento no podamos verlo ni entenderlo.

Tú y yo, hoy estamos rodeada de circunstancias difíciles, tal vez algún cambio que no esperábamos, alguna decisión que nos lastimó y que nos ha dejado el corazón destrozado. Pero tengamos paz, aunque las cosas no hayan salido como queríamos; pues tengo buena noticia para ti, Dios no ha perdido el control y tiene algo mejor que viene luego de esta gran tormenta. NO TE RINDAS.

A partir de este momento sal de ese pozo de lágrimas, de esa queja porque nada fue como lo planeaste; más bien, ábrete al plan de Dios para ti, el cual siempre tendrá un fin maravilloso y de paz para tu vida.

Te invito a pedir en oración a ese Dios poderoso, que te permita ver para qué pasas por esta situación;  y sé que con su respuesta también recibirás la sabiduría y el descanso necesario para poder vencer.

Ábrete a los planes de Dios, Crece A Color.

“Porque yo sé los planes que tengo para vosotros -declara el SEÑOR- planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza”. (Jeremías 29.11)

Por: Tey Abreu

Categorías: Crecimiento A Color | Etiquetas: , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “ÁBRETE A LOS PLANES DE DIOS.

  1. Muchas es difícil, pero tengo la consigna de que debo hacerlo… Animo amigas, es difícil, pero no imposible😀 Bendiciones!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: