CULTIVANDO LA PUNTUALIDAD.

La puntualidad es un tema que a pocas de nosotras nos gusta tratar, ya que la mayoría carecemos de este valor. Hoy traigo este tema a colación, porque es necesario que entendamos que si queremos tener éxito en la vida, uno de los puntos fundamentales a considerar es el de ser puntuales.

Cuando somos puntuales damos a demostrar una actitud de respeto hacia los demás, de consideración por el tiempo de los otros y es una muestra de buena educación.

Solemos limitar la puntualidad al trabajo solamente, sin embargo, engloba todas las áreas de nuestra vida.

Es necesario que nosotras aprendamos a estar a tiempo donde debemos estar y hacer a tiempo lo que debemos hacer; ya sea trabajo, universidad, escuela, reuniones, culto o servicios, en fin, cumplir con el compromiso puntualmente, a la hora que se establecieron.

Cuando no somos puntuales los demás no creen en nosotras, no nos consideran confiables. Amiga, nadie confía en una persona impuntual, va perdiendo de a poco la confianza de todos los que la rodean. Todo lo contrario ocurre cuando somos puntuales, pues entregando nuestras tareas el día indicado, llegamos a tiempo a una reunión, etc., vemos como los demás siempre que se habla de puntualidad y compromisos nos tienen que señalar; nos dan buenos cargos en los grupos o trabajos debía a que todo lo hacemos a tiempo.

Amiga, podemos perder hasta nuestro mejor trabajo por ser impuntuales, reprobar una materia o un curso por no entregar alguna tarea a tiempo, perder nuestro mejor caso por obviar los plazos, tener problemas en tu relación amorosa o con tu esposo y hasta perderte de adorar a Dios junto a la congregación cuando llegas tarde al servicio.

Hoy es un buen momento para reflexionar acerca de cómo estamos manejando nuestro tiempo, cuáles son los malos hábitos que tenemos, si está molestando a alguien nuestra impuntualidad y qué podemos hacer para cambiar de impuntuales a puntuales.

Al ser puntuales además mostramos madurez, carácter, responsabilidad y confianza. No esperemos más, empecemos a organizar nuestro tiempo, empecemos a ser puntuales, decidamos crecer a Color.

Por: Tey Abreu.

Categorías: Crecimiento A Color, Estudiante A Color, Ministerio A Color, Trabajo A Color | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: