SÉPTIMO MANDAMIENTO DEL NOVIAZGO: NO JUGARÁS A ESTAR CASADA

Hoy continuamos con los resúmenes de los capítulos del libro LOS DIEZ MANDAMIENTOS DEL NOVIAZGO, de Ben Young y Samuel Adams. En esta ocasión nos toca ver el sexto mandamiento: “NO JUGARÁS A ESTAR CASADA”.

En la actualidad la mayoría de la personas creen que es mejor probar vivir juntos antes de casarte, la unión libre, como se le llama en nuestro país; y vemos cómo esta ola ha tomado importancia y se ha hecho común en la mayoría de las relaciones, es tanto así que la sociedad lo ve como normal. Ahora bien, para Dios no existe más que el matrimonio. Muchos jóvenes, muchas mujeres se unen en unión libre, pero se olvidan de un dato importante y es que se pierden de la bendición de Dios en el matrimonio, permitiéndole que convivan juntos en amor y que puedan sacar su hogar hacia delante.

Muchas jóvenes optan por la unión libre y dicen que lo hacen:

  • Por  el amor: Algunos deciden vivir juntos porque quieren conocerse mejor, otros dicen que viven juntos porque se aman, sin embargo el verdadero amor espera el tiempo para expresar ese amor en todas sus formas, alguien dijo en una ocasión “El amor verdadero requiere preparación”, así que espere el tiempo en que puedan casarse como Dios manda y no te adelantes a los propósitos de Dios.
  • Las Finanzas: Este grupo se unen para ahorrar dinero,  se ayudan mutuamente a pagar cuentas de ahorros para el futuro, sin embargo esto también es una cortina de humo, al no existir compromiso de por medio cada uno utiliza sus finanzas para su bien personal y no para construir un hogar.
  • La práctica: Muchos creen que el vivir juntos es una buena práctica para la vida real.  Inician una relación esperando probar si funcionan las cosas o no, esperando que después de varios ensayos nazca la relación perfecta, sin embargo ese tipo de experimentos difícilmente culmina bien.
  • El Compromiso: En esta época todo el que no vive con su futuro esposo es considerado raro,  manifiestan que el vivir juntos es para la preparación del matrimonio; sin embargo, ante la primera prueba todo se va a pique.

Las personas se van a vivir juntas por diferentes razones:

  • Temor: Tienen miedo a equivocarse y luego llegar al divorcio, no quieren pasar por lo que sus padres pasaron, ni sufrir y prefieren convivir, pero las relaciones sexuales y el cohabitar crean un vínculo emocional, psicológico y espiritual. El temor al divorcio, termina con el mismo resultado de las personas que han vivido juntas.
  • Las Relaciones Sexuales: La mayoría se juntan para convivir por tener relaciones cuando quieran y como quieran.
  • A veces los hombres piensan: Para qué comprar la vaca si tengo, leche gratis.
  • La Manipulación: Las mujeres se unen con la finalidad de manipular al hombre para obtener seguridad o con fines del matrimonio. Un 70% de mujeres conviven con la idea de que algún día van a casarse.
  • Inmadurez: Esta es otra de las razones, ya que construir una relación duradera lleva tiempo, energías y sacrificio. La mayoría de los que viven juntos poseen una mentalidad infantil, quieren la vía del menor esfuerzo, olvidando que lo que fácil se consigue, fácil de va.

Llevar una relación de unión libre no trae compromisos, pues esas personas estarán unidad hasta que no aparezca alguien más, hasta que acabe el apetito sexual por él o ella o hasta que lleguen los problemas. ¡Cuidado con este tipo de relación!

¿Funciona o no vivir juntos antes de casarse?

Claro que no, querida amiga. Vivir juntos antes de casarse es perjudicial para la relación del matrimonio, pues hay más probabilidades de divorciarse luego, puede traer la violencia intrafamiliar. Las parejas que han hecho esto son testigos y declaran que jamás lo harían de nuevo; además, trabajas contra ti, erosionando el fundamento de la confianza y el respeto.

¿Cuáles son las alternativas prácticas ante esta situación?

Si está pasando por esta situación le aconsejamos que deje de tener relaciones sexuales y se mude. Convivir y tener relaciones sin compromiso cubre multitud de defectos. Si realmente los que conviven se aman, sepárense, si realmente desean saber si hay compatibilidad entonces pidan consejería. ¡No te ciegues por las relaciones sexuales!

Querida amiga, cuando desobedecemos este mandamiento tenemos mayor posibilidad para el divorcio, al convivir pospones la necesidad de casarte al dar al hombre el mejor negocio: sexo sin compromiso, experimentaras mayor depresión que las mujeres casadas y estarás más propensa a la violación domestica.

Por el contrario, el obedecerlo nos trae grandes beneficios, como son: que practicamos el autocontrol que es una de las características importantes para una relación duradera, construyes un sano fundamento de confianza y respeto, puede dormir tranquila son miedo a un embarazo inesperado, sentirás mayor seguridad de tu noviazgo porque podrá tomar sólidos compromisos, tendrás un noviazgo a color.

En caso de que estés desobedeciendo, aún estás a tiempo de practicarlo. ¡Múdate ahora! Confiesa que lo que hiciste fue erróneo y tonto, recibe el perdón de Dios y haz una decisión de no repetir el error, si crees que esa relación puede continuar, tome algún tipo de consejería.

¡Ya! Deja de jugar a estar casada, traerá malas consecuencias, decídete a esperar en Dios. Sólo así podrás ser una Novia A Color y en un futuro una Esposa A Color. ¡No juegues a estar casada!

Por: Tey Abreu

Categorías: Novia A Color | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: